Històries nocturnes, bogeria global, reflexions d'estar per casa, anècdotes amb suc, apunts d'actualitat i malaltia futbolera.


domingo, 30 de septiembre de 2007

Levante - Barça

Las crónicas se acortan porque a los partidos se les acaba la historia. El Barça se divirtió, pero lo cierto es que el Levante jugó fatal. Adelantó la defensa intentando juntar lineas para dificultar el entrejuego del Barcelona. Eso puede ser una buena idea pero 1) debes presionar a los pasadores, cosa que no se hizo, 2) debe existir una coordinación entre los defensas para ir a una, cosa que tampoco se cumplió, recordándome a los partidos que jugué en el equipo Erasmus donde tirábamos el fuera de juego sin haberlo practicado en ningún entrenamiento, y 3) tener algún jugador con velocidad suficiente para corregir los posibles errores anteriores, aspecto igualmente inexistente en la escuadra del Levante.

Resultado: obviamente, Henry se dió, por fin, un festín, con espacios regalados, y más que podrían haber caído de no ser por el linier, que rivalizó en incompetencia con los defensas del Levante.
Por su parte, Touré se rompió, y se añade a Zambrotta en la enfermería. Estabilizado el equipo, y con el habitual ritmo vertiginoso de partidos, se imponen pequeñas rotaciones. Bojan y Gio deben tener ya minutos, y más contra comparsas del nivel de este partido; Messi no debería jugar más de 150 minutos por semana en tanto que jugador fragil, y Márquez lo mismo; e iría bién que Gudjohnsen jugara porque si hay lesiones en la media el equipo necesitará que esté acoplado y rodado.
La tendencia, eso sí, no puede ser más positiva. Ahora el reto tiene dientes y veremos si barriga: Iniesta se está saliendo, desborda en ataque, le da rapidez al juego y, encima, cierra banda ahorrándole trabajo al portentoso Abidal, así que Ronaldinho debe buscar argumentos futbolísticos imponentes para participar de la fiesta. Si quiere, puede encontrarlos. Si no, hará las maletas.

No hay comentarios: